Sobre Hollywood: Sandra Bullock

Sandra Bullock
Comparte

La película más reciente de Sandra Bullock es “In Love and War” donde su pareja estelar fue el jovencito Chris ODonell, que cada día tiene más demanda pues es buen actor y nunca crea problemas a los directores. Aquí, el director fue el famoso Richard Attenborough y el asunto se basa en una novela del inolvidable Ernest Hemingway, la acción sucede en los días durante la primera Guerra Mundial. Sandra la vemos en un uniforme de enfermera de la época y dice que está fascinada con el trabajo del señor Attenborough, pues sin gritos ni poses conduce el trabajo en forma maravillosa.

Por acá en Hollywood, las cosas se llevan a los extremos, así que Sandra tuvo que pasar tres semanas en un hospital aprendiendo los rudimentos de la enfermería, para que en el momento en que tenga que vendar una pierna o un pie lo haga bien y con naturalidad.

Sandra Bullock a los 32 años es una de las actrices con mayor demanda y el público la quiere y sus películas son una garantía para quien invierte en el dinero. Cuando hace dos años filmó “Time to Kill” conoció al nuevo galán Matthew McConaughey y de inmediato se encendió la chispa del amor y han pasado ese tiempo juntos, pero tememos que no sea algo tan serio para llevarlos al matrimonio, pero mientras tanto viven el amor que es uno de los sentimientos más positivos para el ser humano.

Sandra ama los niños y dice que desde chiquilla soñaba con tener un hijo y que hubo ocasión en que pensó que ella tendría un hijo aunque no tuviera marido, pero que ahora piensa mucho más en ello, dice que el mundo en que vivimos está lleno de tristezas y abusos, que no es muy justo traer a un hijo a que sufra las humillaciones a que nos someten los que dirigen nuestros países, pero por otro lado está su instinto maternal, dice que a ella le gustaría tener muchos hijos, aunque no creen que sea el momento, pues está iniciando su carrera y hay que dedicarle el tiempo el cien por ciento.

Sandra recuerda su primer amor, su primer beso: “Estaba en secundaria y había un muchacho hermoso, rubio y robusto para su edad. Cuando menos lo imaginé me invitó a una fiesta en casa de un amigo. Cuando llegamos, nos sentamos en el sofá. El me regaló unos chocolates. Yo me sentía en las nubes. Fui yo quien lo besé primero y estuvimos besándonos como una hora. Sentía los labios adoloridos, pero no me importaba. Fue algo inolvidable. Hace poco pasé frente a donde él vivía. Años más tarde sufrió un accidente, su coche quedó encendido y él murió asfixiado. Dicen que se suicidó, pero creo que fue un accidente”.

Cuando recientemente filmó la secuencia de “Speed” la película que la lanzó al estrellato, le rentaron una casa en la Isla de San Martín, en el Caribe, ya que la acción en esta segunda parte, en lugar de ser en un autobús en la ciudad de Los Angeles, como la primera, es en un lujoso transbordador Seabord Legend. La casa tenía una hermosa alberca, pero dice que temía usarla cuando tenía tiempo, por temor a los fotógrafos indiscretos que siempre los hay tratando de sorprender a la gente de cine, como le sucedió a Brad Pitt, a quien durante la filmación de unos exteriores, lo sorprendieron desnudo en su casa y publicaron las fotos. “La fama no sólo nos trae fortuna, también muchos inconvenientes”. Dice que recientemente en el Internet aparecieron fotos de ella desnuda, pero que eran falsas, sin embargo toda la gente que las haya visto, pensaron que eran de ella.

La mamá de Sandra es una dama alemana, que fue una cantante de ópera, así que ella y sus hermanos crecieron entre Estados Unidos y Europa. Su papá trabaja para el Pentágono, así que él visitaba a su familia en Europa y Sandra lloraba mucho cuando él tenía que regresar.

Sandra fue siempre una niña muy reservada. Llevaba un diario donde anotaba todas sus inquietudes, sus amores platónicos y para que nadie llegara a enterarse si llegaba a encontrar el diario, usaba puras abreviaturas que sólo ella conocía. Una ocasión su madre encontró aquellas notas y pensó que Sandra que tenía 12 años, andaba en Drogas, y que aquellas abreviaturas eran claves que usaba con sus compañeros.

Sandra es una enamorada del amor. “Los tabloides me han unido a un gran número de hombres. Por desgracia no es cierto, pero sí he conocido a algunos. Dicen que Matthey y yo somos pareja. No me enoja, porque en parte es cierto, es uno de los hombres más bellos que conozco y además es una maravillosa persona, no sé cuánto tiempo dure nuestro romance, pero mientras dure, lo voy a saborear cada momento. Con Chris ODonell también me unieron, él es encantador, pero todos sabemos en Hollywood de su relación amorosa y de su reciente matrimonio, así que no iba a interferir en algo tan serio. Una ocasión fui a escuchar a Keanu Reeves con su grupo musical y después salimos dos o tres veces, en un muchacho que haría feliz a cualquier mujer.

En 1933, Sandra Bullock era una desconocida. El director Peter Bogdanovich iba a filmar “The Thing Called Love” y Sandra acudió a audicionar y le dieron el papel de una cantante, y entonces la desconocida le dijo al director que ella tenía una canción llamada “Heaven Knocked in my Door” que se la permitiera cantar y así sucedió. “La muchacha demostró que tenía talento para llegar muy alto y muy pronto lo demostró”, dijo Bogdanovich.

En ese mismo año trabajó en “Demolition Man” donde Stallone es la estrella y Wesley Snipes la recuerda como una muchacha que siempre estaba haciendo bromas a los demás, cuando triunfó no fue ninguna sorpresa para mí, ella tenía que llegar más temprano

que tarde, tiene mucho talento que iremos descubriendo poco a poco… Sandra Bullock una muchacha talentosa y linda… SUN/AJV.

Comments are closed.