Qué es un empresario

Empresario
Comparte

La definición de “empresario” en un diccionario es aquél que organiza, administra y asume el riesgo de un negocio o empresa.

La palabra clave es riesgo, la mayoría de nosotros los panameños tenemos la capacidad de organizar y administrar un negocio o empresa, lo cual ha sido demostrado por la gran calidad del ejecutivo panameño, logrando ser sin duda líderes en la región.

Para los expertos en la materia, el riesgo es muchas veces cuantificable; se habla de factores de riesgo y se le pone peso a los mismos para tratar de medir los peligros que acechan a la empresa. Pero, ¿cómo medimos la incertidumbre? Con métodos estadísticos que pueden usarse para medir el grado de incertidumbre y estar así más seguros. Pero, ¿qué hacemos cuando sucede el evento que supuestamente no debía suceder? (Ley de Murphy)

Si estamos en un negocio cuya meta única es la de hacer más dinero, simplemente llegará el momento en que la cosa se pone tan dura que decidimos que no hay dinero en el mundo que permita aguantar la agonía. Pero si la motivación del empresario tiene como prioridad la ejecución de una idea diferente que pensamos que va a cambiar la manera como se hacen los negocios, que va a causar un impacto positivo en nuestra sociedad, entonces no habrá incertidumbre que logre detener al empresario.

La meta del dinero no mantiene incentivado al empleado, no constituye la mayor prioridad para él, puesto que bajo el sistema tradicional le hemos puesto un techo a su esfuerzo con un salario fijo, se esfuerce o no. Ya tiene su sueldo quincenal garantizado, por lo tanto mejor no nos esforzamos, argumentan muchos. Pero si empezamos a compartir con los empleados no solamente un salario, sino unos ideales, una razón por la cual hacer las cosas mañana mejor de lo que las hacemos hoy, se logra un salto en productividad que a su vez puede ser recompensado proporcionalmente con un incentivo adicional, el cual puede ser dinero, premios, más capacitación, actividades o una combinación de ellas. La obligación del empresario es la sostenibilidad de la empresa a través de la generación de utilidades.

Como pienso que todo lo que hacemos debe tener una razón, la motivación para escribir estas líneas es que en una reciente conversación alguien me dijo que en Panamá tenemos una baja proporción de empresarios comparado con Latinoamérica. Esta no es una buena señal. Lo que ha hecho grande a Estados Unidos ha sido precisamente la gran cantidad de empresarios que allá existen.

Hasta hace poco en Panamá teníamos una cultura generalizada que miraba mal al empresario. Mencionar empresario era sinónimo de oportunista y explotador. En parte debemos ese calificativo a los 21 años de dictadura, la cual consideraba que la clase media empresarial era su peor adversario y que había que tenerla bajo control.

El cambio a gobiernos democráticos en Panamá ha coincidido con el cambio de política de las Instituciones Financieras Internacionales que han enfocado mucha de su ayuda al sector privado en lugar del público. Se dieron cuenta las IFI que de esa manera era mucho más efectiva y su asistencia llegaba en mayor proporción al que la necesita en vez de quedarse estancada en la burocracia estatal.

En la década de los 90 se ha sentido en Panamá un auge empresarial, pero todavía queda mucho por hacer. Gran cantidad de empresarios se han quedado rezagados por falta de recursos, por falta de capacitación, por desánimo, por falta de una política de premio empresarial, en fin, por mil razones. Es necesario que como nación hagamos conciencia y nos demos cuenta de que hay que vigorizar nuestra cultura empresarial para poder lograr resultados de excelencia no solamente a nivel de negocios, sino a nivel de la nación y todos sus habitantes.

Comments are closed.