Hess, un temprano seguidor de Hitler

Rudolf Hess
Comparte

Nacido en 1894, Rudolf Hess, que sirvió al Ejército alemán en la Primera Guerra Mundial, fue un temprano seguidor de Adolf Hitler, con quien participó en el frustrado golpe de Munich (1923). Huyó a Austria pero regresó a Alemania para acompañar a Hitler en la cárcel. Hess transcribió allí la mayor parte de “Mein Kampf” (Mi lucha), la obra que condensaba el ideario de su jefe. Tras la llegada de los nazis al poder (1933), se convirtió en el “número dos” del partido y ministro sin cartera. En 1939 fue designado segundo en la línea de sucesión de Hitler, después de Hermann Goering. En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, se lanzó en paracaídas sobre Escocia en una misteriosa misión para sellar una alianza angloalemana contra la URSS. Pidió que dejaran las manos libres a Alemania en Europa, a cambio del respeto del III Reich a la integridad territorial del imperio británico y a la devolución de las colonias capturadas durante la guerra.

Encarcelado durante el resto del conflicto, fue condenado a cadena perpetua en el proceso de Nuremberg (1946) contra los jerarcas nazis. Permaneció recluido en la prisión berlinesa de Spandau – durante veinte años fue el único recluso-hasta su suicidio el 17 de agosto de 1987. Hess fue hallado colgado de un cable eléctrico. Tenía 93 años.

Comments are closed.