Entrevista a Quentin Tarantino, sobre Jackie Brown

Jackie Brown
Comparte

Su tercera película se esperaba ansiosamente, pero, como suele suceder en estos casos, “Jackie Brown” ha desilusionado a quienes habían esperado ansiosamente tres años desde su último filme, “Pulp fiction”, para ver lo que se traía entre manos el joven “maestro”. Basándose en “Rum Punch” de Elmore Leonard (“Cómo conquistar Hollywood”, “Touch”), Tarantino ha concretado su película más larga, menos violenta y más hablada. “Jackie Brown”, que se estrena mañana en España y relata la historia de una azafata que está dispuesta a todo para no ir a la cárcel.

– Después de “Pulp fiction” se ge neraron muchísimas expectativas sobre su próxima película. ¿Le ha influido a la hora de preparar y ro dar “Jackie Brown”?

– La verdad es que nunca sentí esas expectativas. Eso es algo que puede existir entre la gente que se ha quedado impactada con mi trabajo y que habla de mí con sus amigos, pero a mí no me ha afectado porque yo no perdí el tiempo escuchando qué era lo que mis seguidores esperaban, sino que me concentré en hacer el trabajo que a mí me interesaba. Tenía muy en claro que no quería seguir otra película con las mismas características de “Pulp fiction”. Quería hacer algo más modesto, un filme más concentrado en los personajes que en la historia. Pero al mismo tiempo, si se me hubiera ocurrido otra película como “Pulp fiction”, supongo que no hubiera dejado de hacerla sólo por no repetir lo que ya había hecho antes. Buscaba algo modesto, así que me interesó mucho esta novela de Elmore Leonard, que, justamente, se destaca por el buen desarrollo de los personajes. Si “Pulp fiction” era una ópera, “Jackie Brown” es una pieza de música de cámara.

– ¿El haber adaptado una novela en lugar de haber escrito un guión original puede desilu sionar a sus admiradores?

– No, porque no siento que haya sido una manera de reciclar viejo material, lo que hecho es una adaptación, que es un género tan válido como un guión original. Todas las películas de Stanley Kubrick han sido adaptaciones, y eso no les quita calidad. Al mismo tiempo creo que hay muchos admiradores más que han recibido con gusto la noticia de que iba a adaptar a Leonard, porque creo que tenemos sensibilidades parecidas. Por otro lado, para mí fue interesante hacer algo diferente. Como guionista, como director y como actor, siempre intento ser tan diferente como pueda. Sin embargo, luego te das cuenta de que todos tus trabajos se parecen, porque indudablemente todos provienen de la misma fuerza creadora.

– ¿Le resultó más fácil convencer a los pro ductores de que le dejaran contratar a Pam Grier que cuando decidió contratar a Travolta para “Pulp fiction”?

– Fue más fácil. Tampoco es que tuviéramos una batalla campal para contratar a John. Simplemente me dijeron que sería mejor contratar a alguien con más nombre en aquel momento que Travolta. Y con Pam no hubo discusiones, porque ella era la ideal para el papel. Solamente una vez alguien me preguntó si le había realizado alguna prueba a Pam antes de contratarla. Y yo le respondí: “Tú no escribes una película para Charles Bronson y después le pides a Bronson que haga una prueba para ver si funciona en el papel”.

– ¿Cómo se definiría: director, guionista, actor, productor?

– No me considero un productor, a pesar de que he ayudado a mucha gente a poder concretar su primera película. Me considero más bien director, guionista y actor. El año pasado, mientras adaptaba la novela de Elmore Leonard, era un guionista. Con eso me ganaba la vida. Luego, al dirigir “Jackie Brown”, fui un director. Y el año que viene, como voy a estar actuando en Broadway junto a Marisa Tomei, voy a ser un actor.

– ¿Siente que ha madurado como director?

– Creo haber demostrado que he madurado como director con cada película que he hecho después de “Reservoir dogs”. En cuanto a “Jackie Brown”, creo que el tono de la película muestra que he madurado como realizador. He trabajado mejor los personajes, sus motivaciones, las razones que los llevan a estar desesperados. Los personajes en “Pulp fiction” no están desesperados, no se les nota el dolor como a los que presento en “Jackie Brown”. Y en “Reservoir dogs”, todo era tan inmediato que no había espacio para que te dieras cuenta de qué era lo que les pasaba a los personajes. En “Jackie Brown” he hecho todo lo posible para que el espectador se quede durante dos días masticando lo que acaba de ver, y eso marca un nuevo territorio para mí.

– Su novia, la actriz Mira Sorvino, dice que ella puede ponerse unas gafas de sol, una pe luca y pasar inadvertida entre la gente, pero que en cambio usted no puede hacerlo.

– Ya me he acostumbrado. A cualquiera que le pase algo parecido le va a llevar una cierta cantidad de tiempo acostumbrarse a que le reconozcan en todas partes. Pero nunca fue algo terrible. Pero te tienes que acostumbrar. Solamente es un problema cuando estás en una cena romántica con tu novia y alguien se te acerca para pedirte un autógrafo cuando te dispones a darle un beso. Pero, básicamente, la gente se me acerca de una manera muy positiva. Y si puedo, intento hablar con ellos. El único problema es que se me acerca un desconocido y me dice: “Me parece excelente todo lo que haces y me encanta cada una de tus películas”. Es muy halagador, pero para iniciar una conversación, no funciona. El diálogo empieza y termina en esa frase. A mí me encanta hablar con la gente, pero no sobre mis películas. El mayor problema de volverte famoso es que la gente deja de hablarte para solamente hacerte preguntas.

– ¿Cómo se siente cuando llaman a una pe lícula “tarantiniana”?

– Me hace gracia. Mucha gente me comenta que tal o cual guión tiene un toque “tarantiniano” y mucha gente que trabaja leyendo guiones para los grandes estudios me dice que uno de cada cuatro guiones que lee refleja mi influencia. Yo no los he leído, así que no puedo opinar. Y cada vez que veo una película de la que dicen que tiene una influencia mía, no sé encontrarla. Pero de mí también han dicho que he copiado a John Woo. Lo que creo es que llaman “tarantiniano” a todo aquello que tienen que ver con el género en el que trabajo, porque yo me he vuelto popular haciendo películas en este género.

Comments are closed.